fbpx

 

¡Me he comprado casa! 

Si…tengo las llaves de mi caaaaasaaaa (como diria ETE) y estoy muy contenta por ello. Nunca he tenido especial ilusión por tener una vivienda propia, pero ha llegado el momento en el que he sentido que quería invertir y apostar por tener un hogar.

Ha sido una decisión que me ha llevado a reflexiones y sentimientos encontrados (por el tema del dinero que supone, mas que nada), pero ahora que ya tengo las llaves estoy muy ilusionada por este nuevo proyecto. 

 

En los 33 años de vida que tengo, y desde que salí de casa con 18 años para irme a Pamplona a estudiar mi carrera en la Universidad de Navarra he vivido en (al menos) 8 casas diferentes. Así que ahora que he decidido lanzarme a la compra de una casa junto con mi pareja estoy feliz de tener mi propio espacio y parar de moverme (al menos por un tiempo…). 

 

Lo más complicado de todo el proceso de compra, sin duda, para mi ha sido tomar la decisión de atreverme con el gasto y compromiso que supone este viaje.  Pero después de convencerme y darme cuenta de que si quería una vivienda propia todo ha sido más sencillo de lo que me esperaba.  Por eso, quiero contarte mi experiencia para que te sirva y ayude a ti. 

 

 

 ¿Que tienes que tener en cuenta cuando eliges una casa?

 

Te cuento cuales son mis 10 consejos para elegir tu casa ideal y no arrepentirte.

 

 

1. El lugar donde quieres vivir

 

La decisión de vivir en una ciudad u otra puede ser muy fácil para ti, o todo lo contrario. Puede ser que tengas toda tu vida hecha en tu ciudad natal o que, por ejemplo, tu pareja sea de otra parte de la región, del país o incluso del mundo y que esto te lleve a conflicto.  

 

1.1 La ciudad o el pueblo. 

En mi caso ha sido un tema de debate y discusión, y es que yo soy de un pueblo del norte de Navarra, he vivido bastante tiempo en Pamplona y me encanta, pero tambien tengo un amor ciego hacia los pueblos de costa. Mi pareja es de muy cerca de Bilbao. Así que, como te puedes imaginar, cada uno hemos tirada el carro hacia un lado.

 

1.2 Barrio o zona. 

Dependiendo de si buscas tener todos los servicios al lado de casa y mucho ambiente al salir de casa, o si por el contrario prefieres tranquilidad y silencio en tu entorno te conviene un barrio u otro. 

También debes tener en cuenta cómo está comunicada la zona donde quieres vivir, si hay transporte público o no, y cómo enlaza con las carreteras principales. 

 

Ninguno de nosotros trabaja en la ciudad y muchas veces tenemos que hacer kilómetros para ir a nuestros trabajos, así que hemos decidido quedarnos en un barrio de fácil acceso a la autopista. 

 

1.3. Familia y amigos

Aun siendo una persona bastante independiente también siento muchas veces la necesidad de tener familiares y amigos cerca. Además, si piensas  medio-largo plazo creo que la mayoria de nosotros va a necesitar estar cerca de su gente en algún momento.

Para nosotros ha sido una de las claves de elegir vivir en Leioa (Bizkaia). 

 

 

2. Los servicios de la zona

En el día a día vas a necesitar estar cerca de los servicios y que estén mas o menos cerca de tu casa:

  • Supermercados
  • Transporte público 
  • Bares
  • Centro de Salud
  • Farmacias
  • Gimnasio
  • ….

 

O tal vez pasas de tener un montón de tiendas a tu alrededor y prefieres hacer la compra una vez por semana y olvidarte de todo el resto del tiempo. Paz total. 

 

Nosotros hemos optado por un barrio muy tranquilo, donde no hay comercio. Solamente hay un bar con buenos pinchos (¡importante!), y una panadería a un paseo de casa.  El canto de los pajaritos se hace notar y las calles son muy tranquilas, con un parque verde enfrente de casa. esto es lo que nos gusta a nosotros y no tanto el tener tiendas y movimiento debajo de casa. 

 

3. Distribución y el tamaño de la casa

No hace falta que te vuelva decir que la practicidad es fundamental. Tu casa es tu espacio más íntimo donde no vas a parar de moverte, por tanto, mas vale que pienses en si es cómoda o no. 

 

3.1 Distribución de las estancias. 

Cuando vi la casa tuve muy claro que me gustaba la distribución: el salón es el corazón de la casa, está conectada con la cocina y nada más entrar en la casa te topas con ella.

Sin embargo, tuve conversaciones muy interesantes con varias amigas, que también se dedican a la construcción por cierto, y estuvimos debatiendo sobre la distribución de la casa. 

En mi casa, por ejemplo, para ir a las habitaciones tienes que pasar por el salón. Cosa que a mi no me importa en absoluto porque de esta forma consigo un espacio más abierto y sin apenas pasillos. 

Pero está claro que no existen normas en esto y cada persona y estilo de vida es un mundo.

Algunos prefieren tener la zona de día (cocina y salón) en un lado de la casa y la zona de noche (las habitaciones) en el otro lado. De forma que hay tipos de casa que entrando por el hall tienen un distribuidor hacia la parte de dia y la otra hacia la parte de noche. 

 

8 consejos para elegir tu casa ideal 2

A, B

 

3.2 Tamaño y número de estancias

Yo soy de la idea de vivir en momento pero a la hora de comprar una casa creo que es conveniente pensar en el futuro. Por lo menos a 5-10 años. Y digo esto porque hoy te puede servir una casa de 1 habitación si vives solo o con tu pareja. Pero piensa en si crees que siempre vas a vivir sola, si vas a tener hijos o quieres recibir visitas, por ejemplo. 

En nuestro caso teníamos claro que queríamos al menos 3 habitaciones: 1 para nosotros, otra para mi espacio de trabajo y la tercera para el futuro o para visitas. 

 

El número de baños no es algo que me importe demasiado pero la casa que nos gustó ya tenia 2 baños así que nos vendrán genial. 

 

La cocina puede que quieras algo recogido o funcional o por el contrario que sea un espacio donde compartir ratos con más gente. 

Yo he crecido en un entorno familiar muy numeroso y hemos pasado muchas horas en la cocina, compartiendo comidas pero también reunidos para cualquier otra actividad, así que nos ha venido genial tener una habitación de servicio junto a la cocina para convertir todo en un espacio diáfano de cocina-comedor. 

 

El salón, el espacio de relax, puede ser también un lugar para comidas. Piensa en como te gustaría que fuese. 

A nosotros nos encanta que sea amplio, libre y con espacio para moverse. Tenemos posibilidad de meter una mesa de comedor pero hemos preferido convertirlo en un espacio de relax y mantener el comedor junto a la cocina, ya que caben hasta 8 personas. 

 

 

4. La orientación de la casa y la altura

 

8 consejos para elegir tu casa ideal 3

 

Seguro que has escuchado hablar de las casas pasivas. Son  viviendas que están diseñadas para aprovechar al máximo la energía solar para crear confort y eficiencia energética

No hace falta que te construyas tu propia casa pasiva, pero a la hora de elegir un piso debes prestar atención a la orientación que tiene y la incidencia del sol.  

Para el hemisferio Norte la fachada de sol constante es la orientación Sur. Las fachadas con orientación Este y Oeste también reciben el sol aunque en menor intensidad y tiempo. Esta intensidad varía en temporadas de verano e invierno.

Debes pensar en tus necesidades y tu estilo de vida. Ten en cuenta como está situada cada habitación y el uso que le vas a dar. 

En Euskadi por ejemplo, que es donde estoy yo, el invierno suele ser largo, por lo que buscamos que la vivienda sea soleada. Así que si vives en el norte como yo te recomiendo que busques viviendas de orientación sur, este o oeste. 

 

Del mismo modo, no será lo mismo vivir en un primer piso de un bloque de viviendas de 8 alturas y rodeado de edificios que vivir en un bloque de 4 alturas y con un gran parque delante. El sol no incidirá de la misma forma. 

Puedes aprovechar a ver las viviendas en varias visitas, en horarios distintos, por la mañana y por la tarde para comprobar la luminosidad de la casa. Yo por ejemplo hice 2 visitas, una fue a las 19h y la otra a las 16h. No hay gran diferencia horaria pero me sirvió para ver lo luminosa que es la casa.

 

Ascensor ¿si o no?. No hace falta que te diga lo práctico que es el ascensor. Si vives en un primer piso (como yo ahora mismo) puede que sea prescindible. Pero para mi si que es imprescindible que la casa que voy a comprar tenga ascensor. Sobretodo pensando en que quiero vivir unos cuantos años en ella. Si la casa que te gusta no tiene ascensor, al menos, pregunta si tiene posibilidades de colocarlo.

 

 

5. Balcones o terrazas

Para mi tener un espacio exterior es un plus muy interesante y es que disfruto mucho de los ratitos al aire libre. Tienes que tener en cuenta que esto también sube el precio de la vivienda porque le da mayor valor.

Si te lo puedes permitir y entra dentro de tus cálculos piensa en si le sacarías partido a la terraza o no. 

Tuve un debate divertido con una buena amiga y es que ella me decía que los balcones están «sobrevalorados» (aquí te cuento la anécdota). A mi me hizo gracia porque veo muy claro que para nosotros es algo que aporta mucho a la casa. Y es que nuestro estilo de vida nos permite pasar bastante tiempo en casa y creemos que la terraza nos va a dar muchos momentos buenos. 

En parte a Maria no le falta razón porque es verdad que con los horarios que llevamos hoy en día mucha gente apenas puede parar en casa y mucho menos sentarse un rato en la terraza. 

 

Piensa en si lo vas a aprovechar o no.

 

 

6. Garaje y trastero

Dependiendo de donde vivas el garaje va a ser muy necesario. En nuestro caso no hay problemas para aparcar en el barrio. Pero el tener que buscar aparcamiento en la calle muchas veces puede ser una locura y acabarás perdiendo mucho tiempo y desquiciándote. 

 

El trastero es otro plus que puede tener la casa. Después de tantas mudanzas cada día intento tener menos cosas materiales y prescindir de trastos. pero si tienes muchas cosas de temporada, sean ropas, material de deporte etc.  el trastero es un espacio extra que te puede venir muy bien. 

 

 

7. El precio

Estoy segura de que estás pensando que este punto debería ir el primero. Y es que es tan importante ser conscientes de lo que te puedes permitir o hasta que punto estás dispuesto a invertir en una casa. 

 

Si quieres negociar el precio de una casa haz un pequeño estudio de mercado buscando casa similares en la zona. Busca en paginas como idealista o fotocasa viviendas de las mismas características y estado de conservación. De esta forma tendrás claro hasta que punto merece la pena apostar por la casa o ir a otra cosa. Eso si, te recuerdo que esos precios muchas veces están inflados o son viviendas que llevan muy poco tiempo en venta por lo que el vendedor apuesta alto. Es importante que te fijes en la antigüedad de la oferta. 

 

Nosotros vimos  que la casa necesitaba reforma por lo fue nuestro mayor argumento para bajar la oferta. Y también fué un punto a nuestro favor el hecho de que llevaba 8 meses en venta. 

 

 

8. El estado de la casa

 

Valora si la casa necesita mejoras o reformas. Por lo general todos preferimos una casa nueva que se vea perfecta porque es lo que entra por el ojo. Pero no te olvides de abrir bien la mente y ver las posibilidades de una casa antigua.

Ten en cuenta que si optas por una vivienda de segunda mano que necesita reformas podrás comprarla por menos dinero y la reforma que hagas la convertirá en tu casa ideal, a tu medida. 

 

8 consejos para elegir tu casa ideal 4

freepik

 

Nosotros estamos empezando con la reforma y estoy emocionada porque voy a hacerlo a mi manera, con las distribuciones y acabados que más me gustan.

 

 

¿Te han parecido prácticos los 8 consejos para elegir tu casa ideal?

 

Coméntame lo que quieras aquí abajo.

 

PD: Aprovecho para decirte que a partir de ahora te enseñaré todo el proceso de reforma de mi casa para que disfrutes de ella igual que lo estoy haciendo yo.