fbpx

Reciclar un viejo palet que lleva tiempo almacenado en un trastero te genera una gran satisfacción.

Sobre todo cuando ves que en un par de días, como mucho, has conseguido que unos cachos de madera se conviertan en una preciosa mesa de centro.

Disponer de un mueble hecho por ti mismo tiene gran encanto porque nadie va a tener otro igual. 

 

El palet llevaba nada menos que 3 años esperando a que me decidiera a llevármelo del desván de mis padres. Y este verano por fin vi que era momento de ponermenos manos a la obra y hacer algo bonito con él.

Es nuestro primer trabajo DIY en la nueva casa de alquiler. Por tanto, nos hacia especial ilusión hacerlo bonito porque es un mueble original y vistoso que nos podrá acompañar durante mucho tiempo. Sirve de mesa de centro en cualquier salón.

 

¿Qué materiales hacen falta?

2, 3, 4, 5, 6A, 6B, 8

Nosotros decidimos añadir como encimera un vidrio cortado a medida y así dejarlo precioso. El vidrio es el material que más nos ha costado: 50 €.

Imagínate… si tú prefieres hacerlo sin vidrio podrías montarte este DIY por solo 38€.

 

PASO 1:

Lija bien el palet con una lija de rugosidad media. Solamente es para suavizar un poco la madera y que no haya astillas cortantes.

Nosotros hemos utilizado una lijadora eléctrica porque ya la teníamos. Es más rápido y fácil pero manualmente puedes hacerlo igual de bien, solo que un poco más lento.

Consejo: más vale que lo hagas en el balcón, en un espacio exterior o trastero. Al lijar se suelta bastante polvo fino. ¡Utiliza ropa vieja! No se ensucia pero si que coge polvo.

 

PASO 2:

Pinta el palet con un rodillo pequeño si puedes. Lo harás más fácil. Pero si tienes brochas también sirven.

Nosotros no hemos cargado mucha cantidad de pintura porque me gusta que se intuyan las vetas de la madera.

Pinta también el tablero que servirá de base de la mesita.

Buscamos un tablero MDF de 19 mm de canto porque es el canto que tienen los tableros del palet.  También puedes optar por unos tableros de pino macizo. Pero no te recomiendo que compres  tableros de melamina porque no tienen el borde canteado por lo que no va a quedar bonito a la vista.

Nuestro tablero era liso, así que no lo lijamos antes de pintar.

Deja que la pintura seque. Unas 4-5 horitas bastarán. Nosotros dejamos que las piezas se secasen durante la noche.

 

PASO 3:

Lija otra vez el palet, de forma ligera. Verás que queda más suave. Si quieres que se vea un color uniforme puedes darle otra capa de pintura. Sino lo dejas tal y como está. ¡Tiene su encanto que se vea irregular y con distintos tonos!

Lija también las esquinas del tablero para que queden algo redondeadas y resulten más agradable al tacto.

PASO 4:

Clava el tablero base al palet. Clavos de 50 mm asegurarán un mayor agarre.

PASO 5:

Atornilla las patas. Pensamos en disponer de ruedas pero preferimos colocar patas de 15 cm de altura para que la mesita no quedase tan baja. Nos resulta mas práctico para comer algo o tomarnos un café.

 Consejo: ¿Qué altura de mesa quieres?

En nuestro caso.

  • Altura total de la mesa = 15 cm espesor del palet + 15 cm de pata + 2 cm de reguladores de patas = 32 cm
  • La altura del sofá aprox = 45 cm.

 

 

Las patas las colocamos justo en las esquinas para darle buena estabilidad a la mesa. Cada pata incorpora un regulador de altura para evitar que cojee.

 

PASO 6:

Colocar el vidrio, simplemente apoyado porque pesa lo suficiente como para que no se desplace.

El vidrio se lo encargué a medida a un cristalero, tomando justo las medidas totales del palet. Me recomendó que fuese de espesor entre 5 y 6 mm.

Hemos añadido unas lágrimas de silicona en las esquinas para que el vidrio asiente mejor y también para evitar que se mueva. ¡Queda genial!

Hemos necesitado solamente un par de días por tener que esperar al secado de la pintura, pero ya ves que rápido y sencillo es.

¡El resultado es perfecto y duradero, para cualquier espacio!

 

¿Qué te parece esta forma de convertir un palet en centro de mesa?

¿Te animas?